Asesores Cuba

La vía más factible para el trámite satisfactorio

El próximo 30 de diciembre/2011 entrarán en vigor las resoluciones 320 y 321-2011 de la Aduana General de la República de Cuba, que regulan los límites y valores de los artículos o productos que sin carácter comercial importan las personas naturales a la Isla.

Las disposiciones, fueron publicadas en la edición extraordinaria No. 45 de la Gaceta Oficial del 20 de diciembre, recogen anexos  con denominaciones o gamas genéricas en las que caben infinidad de tipos y variantes de artículos y productos que llegan a Cuba en las maletas de los viajeros, a través del correo postal u otras vías.

Estas resoluciones serán el instrumento legal de la Aduana para determinar el límite del carácter comercial de las importaciones según el tipo de artículo o producto de que se trate.

Entre otras regulaciones las personas que viajen a la Isla solo podrán incluir en su equipaje diez frascos de perfumes —sin que el conjunto sobrepase 1 litro—, 40 camisas, o igual número de blusas y pantalones y cuatro docenas de blúmeres.

En el área de electrodomésticos, solo se permitirá traer o enviar dos televisores de pantallas planas; y en informática, dos computadoras o 200 discos compactos vírgenes, por ejemplo.

La lista incluye comestibles, bebidas, tabacos y cigarros; cosméticos, perfumería y artículos de limpieza; productos fotográficos y cinematográficos; pinturas, barnices, artículos de ferretería y herramientas, confecciones; calzado y talabartería; canastilla; lencería; útiles para el hogar; efectos electrodomésticos, informática y comunicaciones; instrumentos musicales; mobiliarios; partes y accesorios para vehículos automotores; juguetes y artículos deportivos y de recreo; y materiales de construcción.

Sobre el Listado de Valoración en Aduana para las importaciones sin carácter comercial y sus Notas Generales para la interpretación; define las cuotas para el pago de aranceles y se aplicará cuando no se presente a la Aduana la factura de compra que acredite el valor del artículo o producto, o no se acepte la factura de compra presentada o el valor que se declare de los mismos, por considerar que no se ajusta al estado real y características físicas de lo que se pretende importar.

La resolución dispone que los pasajeros cubanos y extranjeros residentes permanentes en el territorio nacional pagarán el arancel y los servicios de aduana en moneda nacional (CUP) y el resto de los pasajeros lo harán en pesos convertibles (CUC).

Tomado de: Juventud Rebelde

Descargar Resolución 320 y 321-2011 en PDF

Usted puede comentar esta noticia o cualquier otro tema rellenando el Formulario